Un total de 172 países y múltiples vacunas candidatas forman parte del Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la COVID 19


Un total de 172 economías se encuentran actualmente en conversaciones sobre una posible participación en el COVAX, una iniciativa mundial destinada a colaborar con los fabricantes de vacunas de modo que los países de todo el mundo tengan un acceso equitativo a vacunas seguras y eficaces una vez que estas hayan obtenido la licencia y autorización. El COVAX cuenta en la actualidad con la mayor y más diversa cartera de vacunas contra la COVID‑19 del mundo, que comprende nueve vacunas candidatas, con otras nueve en evaluación. Además, tiene conversaciones en curso con otros importantes productores.

El COVAX, el pilar de inmunización del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID‑19, está codirigido por la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI), la Alianza para las Vacunas (Gavi) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con fabricantes de vacunas de países desarrollados y en desarrollo. Es la única iniciativa mundial que trabaja con los gobiernos y los fabricantes para garantizar que las vacunas contra la COVID‑19 estén disponibles en todo el mundo tanto para los países de ingresos más altos como para los de menores ingresos.

A fin de disponer de suficientes dosis de vacunas para proteger a las poblaciones más vulnerables, como los trabajadores de la salud y las personas de edad, el siguiente paso de esta alianza consiste en que los posibles participantes autofinanciados confirmen, antes del 31 de agosto, su intención de participar y hacer vinculantes sus compromisos para unirse al Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la COVID‑19 (Mecanismo COVAX) antes del 18 de septiembre, y de realizar los primeros pagos iniciales a continuación, a más tardar el 9 de octubre de 2020.

«El acceso en pie de igualdad a una vacuna contra la COVID‑19 es la clave para vencer al virus y allanar el camino hacia la recuperación de la pandemia», afirmó Stefan Löfven, primer ministro de Suecia. «Esta no puede ser una carrera en la que solo ganen unos pocos y el Mecanismo COVAX es un componente importante de la solución, ya que garantiza que todos los países puedan beneficiarse del acceso a la mayor cartera de candidatas del mundo y de una distribución justa y equitativa de las dosis de vacunas».

El Mecanismo COVAX, coordinado por Gavi, ofrece a los países la posibilidad de adquirir en común las nuevas vacunas contra la COVID‑19 y garantiza un acceso justo y equitativo a ellas para todas las economías participantes mediante un marco de asignación que está elaborando la OMS. Para ello, el Mecanismo COVAX aunará el poder de adquisición de las economías participantes y ofrecerá garantías de volumen en todo un abanico de prometedoras vacunas candidatas. De este modo, los fabricantes de vacunas, cuyos conocimientos especializados son esenciales para la producción a gran escala de las nuevas vacunas, podrán realizar inversiones precoces y arriesgadas en su capacidad de fabricación. A su vez, esto brindará a los países y economías participantes la mejor oportunidad de acceder rápidamente a las dosis necesarias de una vacuna eficaz contra la COVID‑19.

El éxito del Mecanismo COVAX no depende únicamente de que los países se sumen, sino también de que se subsanen las principales deficiencias de financiación tanto para la labor de investigación y desarrollo como para apoyar la participación en el COVAX de las economías de menores ingresos.

«La COVID‑19 es un desafío sanitario mundial sin precedentes que solo puede afrontarse con una cooperación sin precedentes entre los gobiernos, los investigadores, los fabricantes y los asociados multilaterales», manifestó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Al aunar recursos y actuar en solidaridad a través del Acelerador y el Mecanismo COVAX, podemos asegurarnos de que, una vez que esté disponible una vacuna contra la COVID‑19, lo estará equitativamente en todos los países».

La CEPI dirige la labor de investigación y desarrollo en el marco del COVAX y su objetivo es desarrollar tres vacunas seguras y eficaces que puedan ponerse a disposición de los países que participan en el Mecanismo COVAX. La CEPI apoya actualmente a nueve vacunas candidatas; siete de ellas ya se encuentran en la fase de ensayos clínicos. Hasta la fecha, numerosos gobiernos, fabricantes de vacunas (además de su propia investigación y desarrollo), organizaciones y particulares se han comprometido a destinar US$ 1400 millones a la investigación y el desarrollo de vacunas, pero se necesitan urgentemente otros US$ 1000 millones para sacar adelante la cartera.

Actualmente se está evaluando la inclusión en el COVAX de otras nueve vacunas candidatas que complementarían la actual cartera de la CEPI. Además, el COVAX considerará la posibilidad de adquirir vacunas de cualquier productor del mundo que complementen la cartera; ya se están manteniendo conversaciones con varios fabricantes adicionales que no reciben apoyo de I+D de la CEPI para adquirir sus vacunas si estas prosperan. Al maximizar la cartera de vacunas se aumenta la probabilidad de éxito, ya que las vacunas individuales tienen históricamente una alta tasa de fracaso.

«En la lucha por una vacuna, los países pueden actuar solos —de manera que unos pocos salgan ganando y muchos otros salgan perdiendo— o pueden unirse al COVAX, una iniciativa que se basa en el interés propio bien entendido pero también en la equidad, sin dejar a ningún país atrás», afirmó Richard Hatchett, Director General de la CEPI. «Solo si adoptamos una visión global podremos proteger de los terribles efectos de esta enfermedad a los que mayor riesgo corren en todo el mundo. El COVAX puede suministrar las vacunas que podrían poner fin a la pandemia, pero, para ello, los países deben dar un paso adelante, tanto para unirse al Mecanismo COVAX como para subsanar los graves déficits de financiación, incluso en I+D. Las decisiones que se tomen ahora sobre las vacunas contra la COVID‑19 pueden cambiar nuestro futuro. Debemos ser valientes y ambiciosos en la búsqueda de una solución multilateral».

Una colaboración entre el Serum Institute of India (SII), Gavi y la Fundación Bill y Melinda Gates, anunciada a principios de este mes, garantizará que hasta 100 millones de dosis de las vacunas candidatas de AstraZeneca o Novavax, de salir adelante, estén disponibles para las economías de ingreso mediano y bajo a través del Mecanismo COVAX a solo US$ 3 por dosis. Estas disposiciones también ofrecen una opción para garantizar dosis adicionales si el COVAX considera que es necesario. Distintos acuerdos concluidos por separado entre Gavi, la CEPI y AstraZeneca, anunciados en junio, garantizan otros 300 millones de dosis de su vacuna candidata, si sale adelante, para el Mecanismo COVAX.

Además, en junio, Gavi lanzó el compromiso anticipado de mercado (CAM) del COVAX, un instrumento de financiación destinado a apoyar la participación de 92 economías de ingreso bajo y mediano en el Mecanismo COVAX. El compromiso anticipado de mercado del COVAX ha recaudado más de US$ 600 millones de países donantes, instituciones filantrópicas y del sector privado de los US$ 2000 millones de fondos generadores de capital que se habían fijado como objetivo inicial y que se necesitan para finales de 2020. La financiación del CAM será fundamental para garantizar que la capacidad de pago no sea óbice para acceder a las vacunas contra la COVID‑19, situación que dejaría a la mayoría del mundo desprotegido y en la que la pandemia y sus consecuencias no cejarían.

Hasta el momento, 80 economías de ingresos más altos, que financiarían las vacunas con cargo a sus propios presupuestos públicos, han presentado sus manifestaciones de interés antes de la fecha límite del 31 de agosto para confirmar su intención de participar. Se sumarán a los 92 países de ingreso mediano y bajo que recibirán apoyo del CAM si este cumple sus objetivos de financiación. Juntos, este grupo de 172 países representa más del 70% de la población mundial. En ese grupo hay representantes de todos los continentes y de más de la mitad de las economías del G20.

«El impulso que estamos presenciando a favor de esta iniciativa mundial sin precedentes significa que podría haber luz al final del túnel: una vacuna es la mejor vía para poner fin a la fase aguda de la pandemia y el COVAX es la mejor manera de obtenerla», dijo el Dr. Seth Berkley, director ejecutivo de Gavi, la Alianza para las Vacunas. «Para los países de ingresos más altos es una oportunidad que solo presenta ventajas: no solo se les garantiza el acceso a la mayor cartera de vacunas del mundo, sino que también negocian como parte de un consorcio mundial, con lo que reducirán los precios y se garantizará un acceso verdaderamente mundial. La adhesión al Mecanismo COVAX brinda a todos los países la mejor oportunidad de proteger a los miembros más vulnerables de su población, lo que a su vez brinda al mundo la mejor oportunidad de mitigar las consecuencias de esta pandemia para las personas, las sociedades y la economía mundial. Para hacer realidad esta visión de principio a fin, es necesario que los países asuman compromisos de principio a fin: financiar la investigación y el desarrollo, sumarse al Mecanismo COVAX y apoyar el CAM».

El Mecanismo COVAX está coordinado por Gavi, la Alianza para las Vacunas, y es el pilar de inmunización del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID‑19, una colaboración mundial innovadora en la que participan los fabricantes de vacunas para acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a las pruebas, los tratamientos y las vacunas contra la COVID‑19. El objetivo general del COVAX consiste en acelerar el desarrollo y la fabricación de las vacunas contra la COVID‑19 y garantizar un acceso justo y equitativo a todos los países del mundo. Para ello, mutualizará los riesgos asociados al desarrollo de las vacunas y, cuando sea necesario, invertirá por adelantado en la fabricación, de modo que las vacunas puedan distribuirse a gran escala tan pronto como se demuestre su seguridad y eficacia. Además, agrupará las adquisiciones y el poder adquisitivo para lograr volúmenes suficientes que permitan poner fin a la fase aguda de la pandemia para 2021.

La meta del COVAX es, para fines de 2021, distribuir 2000 millones de dosis de vacunas seguras y eficaces que hayan logrado la autorización reglamentaria o la precalificación de la OMS. Estas vacunas se ofrecerán equitativamente a todos los países participantes, de forma proporcional a su población. Inicialmente se dará prioridad a los trabajadores de la salud y luego se ampliará para abarcar a los grupos vulnerables, como los mayores y las personas con afecciones preexistentes. A continuación, se pondrán a disposición otras dosis en función de las necesidades, la vulnerabilidad y la amenaza de la COVID-19 en cada país. El Mecanismo COVAX también mantendrá una reserva de dosis para emergencias y con fines humanitarios, incluida la gestión de brotes graves antes de que se descontrolen.

Deja un Comentario


  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube