El Comité Paralímpico Internacional y la Organización Mundial de la Salud firman un memorando de entendimiento para cooperar en la promoción de la diversidad y la equidad en la salud y el deporte


La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Comité Paralímpico Internacional (IPC) han firmado hoy un acuerdo para colaborar en el fomento de la diversidad y la equidad a través de iniciativas mundiales que promuevan la salud y el deporte para todos, en todas partes.

Los dos asociados colaborarán para mejorar el acceso mundial a servicios de rehabilitación de calidad y a tecnologías de asistencia, como parte de la cobertura sanitaria universal, y para mitigar las desigualdades existentes en el acceso a estos servicios que cambian la vida de las personas, un requisito indispensable para la igualdad de oportunidades y la participación en el deporte de las personas con discapacidad, y en particular de los paralímpicos y los paratletas.

«El deporte y la salud son aliados naturales, con beneficios que se refuerzan mutuamente», dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Además, los Juegos Paralímpicos son un ejemplo inspirador de lo que pueden lograr las personas con discapacidad. Esperamos que esta asociación entre la OMS y el IPC sirva de plataforma para que más personas con discapacidades participen en el deporte, pero también para demostrar por qué es tan importante la cobertura sanitaria universal, que garantiza a todas las personas la atención y las tecnologías que necesitan para desarrollar su potencial.»

Andrew Parsons, Presidente del IPC, declaró: «Esta nueva asociación supondrá un gran beneficio para la sociedad, ya que el deporte es una magnífica herramienta para garantizar que las personas lleven modos de vida sanos y físicamente activos. La asociación del IPC con la OMS va más allá de la promoción de estos modos de vida y pretende poner de relieve el papel que desempeña la tecnología de asistencia en la creación de un mundo inclusivo, especialmente para los más de mil millones de personas con discapacidad.»

El Sr. Parsons y el Dr. Tedros firmaron el memorando de entendimiento en Tokio. Los Juegos Paralímpicos comenzarán el 24 de agosto y concluirán el 5 de septiembre.

La discapacidad es un problema de salud pública mundial, pero su prevalencia es mayor en los países con ingresos más bajos y con un acceso aún menor a la atención de salud y a la tecnología de asistencia. La Organización Mundial de la Salud calcula que alrededor del 15% de la población mundial vive con una discapacidad, cifra que va en aumento como consecuencia de los cambios demográficos, como el envejecimiento de la población, y del incremento de la prevalencia de las enfermedades crónicas en todo el mundo. Solo una de cada dos personas con discapacidad puede permitirse acudir a servicios de atención de salud, incluidos los servicios de rehabilitación, y solo una de cada diez tiene acceso a una tecnología de asistencia que puede cambiar su vida.

La pandemia de COVID-19 ha expuesto a las personas con discapacidad a un mayor riesgo de contraer la COVID-19 y de sufrir un empeoramiento de su salud, ya que la información y la atención de salud no se han proporcionado de una forma que sea fácilmente accesible para ellas.

Deja un Comentario


  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube