La escuela pública se mantuvo viva gracias al compromiso del magisterio


En el Día Mundial de los Docentes, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) reconoció a maestros que durante la pandemia dieron una muestra de compromiso y vocación, al desplegar iniciativa, creatividad y habilidades para innovar prácticas pedagógicas, que permitieron mantener viva a la escuela pública.

Durante la ceremonia, en la que se entregaron los premios a los ganadores de la convocatoria Comparte tu experiencia: Buenas prácticas e innovación en la docencia”, el secretario general del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, destacó la gran valía de compartir las prácticas de los docentes, quienes, de acuerdo con sus posibilidades y las de la comunidad donde se encontraban, no escatimaron ningún recurso personal ni económico para hacer frente a los múltiples retos y asegurar el derecho a la educación de niñas, niños y jóvenes durante los meses de confinamiento, en los que las escuelas estuvieron cerradas.

Señaló que la difusión de esta labor puede ser el primer paso para hacer realidad la demanda del magisterio de que se escuche su voz, a fin de generar una teoría pedagógica con contenidos curriculares que surjan de nuestra realidad nacional.

“Crear una escuela mexicana, realmente mexicana, una pedagogía nacional que no se base en las experiencias de otros países, sino en lo que sucede aquí, aquí en el desierto, en la montaña, en las ciudades de México, en las comunidades de todas las entidades federativas”.

Detalló que los maestros diversificaron las formas de enseñar, realizaron adecuaciones curriculares, utilizaron herramientas tecnológicas e incorporaron a los padres de familia a las aulas instaladas en casa, para mantener viva la educación.

Aseguró que hay infinidad de evidencias de todo lo que los maestros desarrollaron para que sus alumnos contaran con clases durante el aislamiento social; sus técnicas fueron desde perifoneo en las calles, hasta la creación de canales de internet, lo que da testimonio de la vocación y capacidad del magisterio como actor insustituible del proceso educativo.

El dirigente nacional mencionó que los resultados reiteran la grandeza de este gremio y su inagotable compromiso con la educación pública. “En medio de la pandemia hubo, hay y seguirá habiendo educación, porque la sociedad cuenta con maestras y maestros comprometidos con el presente y el futuro de la nación”.

Cepeda Salas anunció que estas experiencias son un acervo que se editará y pondrá a disposición de todos los docentes, por su valía en la tarea educativa.

En otro tema, enunció que entre los desafíos del SNTE se encuentran: “lograr un mayor incremento salarial, una reforma al sistema pensiones para que se garantice un ingreso decoroso a cada uno de los nuestros, cuando concluye su vida laboral, así como una reforma a la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, para que en cada proceso se revalorice y se respete la dignidad profesional y laboral de los docentes”.

La convocatoria emitida en junio pasado, en español y en diversas lenguas indígenas, dio como resultado mil 414 trabajos evaluados, de los cuales 325 pertenecen a la categoría Preescolar, 388 a Primaria, 351 a Secundaria, 181 a Media Superior y 169 a Superior.

Algunos de los trabajos premiados son:

La profesora Josefina Felipe Ramírez, quien labora en una escuela del nivel preescolar en la sierra de Hidalgo, explicó que para impartir sus clases utilizó una bocina comunitaria en la que también anunciaba las tareas y mantenía comunicación con los padres de familia. Dijo que en la población no existe internet y solo siete viviendas cuentan con televisión, donde reunía a los estudiantes para seguir el programa Aprende en Casa.

En su intervención, la ganadora del primer lugar en la categoría de Primaria, modalidad Educación Indígena, Josefina María Peláez -maestra en la comunidad de San Simón Zahuatlán, Huajuapan de León, Oaxaca- narró que se dio a la tarea de actualizarse y conectarse con sus alumnos a través de video llamadas por WhatsApp; el éxito, dijo, “se logró por el compromiso de los padres de familia, quienes caminaban con sus hijos hasta lo alto de la montaña, buscando señal de celular para poder comunicarnos”.

Nancy Azucena Lozano Segovia, maestra en Progreso de Obregón, Hidalgo, ganadora del primer lugar en la categoría de Educación Secundaria, dio cuenta de que su trabajo se basó en actividades enfocadas a que sus alumnos desarrollaran habilidades y estrategias, que les permitieran aprender y compartir en familia, para potencializar el aprendizaje y favorecer el desarrollo de la resiliencia. Confió en que su experiencia “pueda servir para prevenir actos de suicidio, como ocurrió en mi grupo, con uno de mis alumnos”.

Guillermo Márquez Licona, primer lugar en la categoría de Nivel Superior, quien participó con el seudónimo Doctor de Plantas, introdujo en sus clases virtuales el “Foldscope”, un microscopio de papel, con un costo aproximado de 150 pesos, que tiene un desempeño semejante a un microscopio convencional de investigación y puede acoplarse a la lente de un celular convencional para capturar imágenes. Gracias a este novedoso instrumento, los estudiantes fueron capaces de identificar los patógenos de plantas, desde la seguridad de sus hogares, como si estuvieran en el laboratorio de prácticas.

El Día Mundial de los Docentes reconoce la labor, el esfuerzo y el desempeño profesional de las maestras y los maestros, con base en las recomendaciones emitidas por la OIT y la UNESCO.

Este año, para la agenda global de educación, los temas a reflexionar son, por la UNESCO: “Los docentes en el centro de la recuperación de la educación” y por la Internacional de la Educación: “El docente, siempre presente”.

Deja un Comentario


  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube