Es oficial: destapan al Truco


C R O N I C A S    P O L I T I C A S 

Es oficial: destapan al Truco 

Por Alberto Guerra Salazar 

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— El premio Nobel de la paz recayó entre dos periodistas, uno filipino y otro ruso, por la defensa que han hecho de la libertad de expresión y la distinción ha merecido el aplauso unánime a la Academia sueca. 

El tema es pertinente porque Tamaulipas padece un clima gubernamental de acoso contra los representantes de la Opinión Pública, que se refleja en la clausura de empresas editoras, portales informativos y reporteros, en lo particular. 

El gobierno del Estado era el cliente comercial más importante de los medios de comunicación hasta hace cinco años, pues el Gobernador Cabeza de Vaca rompió en el arranque de su administración, los vínculos con la prensa. 

Es su manera de expresar su desprecio por el ejercicio de la comunicación social, igual que lo hizo en el trienio 2005-2007, cuando le tocó en suerte ser presidente municipal de Reynosa. 

Francisco García Juárez era entonces, como ahora en el gobierno del Estado, el vocero oficial, y aceptó firmar convenios de publicidad con los representantes de medios de comunicación. 

El problema fue (y ahora se repite) que tales convenios se cumplieron por la parte de los empresarios, pero el gobierno les pinta un violín pues no paga las facturas resultantes. 

Funcionarios de la tesorería estatal y de comunicación social, traen a puras vueltas a los cobradores de los medios. No les dicen que no pagarán, pero no les dicen cuándo.  

Es el estilo personal de gobernar de Cabeza de Vaca en materia de medios de comunicación. Nunca le ha importado construirse una buena imagen, tal vez porque su mala experiencia juvenil no le estorbó escalar en el poder. 

Ahora mismo, cuando parece estar destinado a ser carne de presidio, el mandatario panista se sigue pavoneando como aspirante a la candidatura presidencial, eso sí, manteniéndose escurridizo pues sigue vigente la orden de aprehensión en su contra. 

Por su parte, María Esther Ortiz Domínguez, alias Maki, sigue recorriendo municipios del centro y sur de Tamaulipas, en una abierta pre-campaña en pos de la candidatura de MORENA a la gubernatura. 

(Maki quemó sus naves en el PAN cuando presentó la renuncia a su militancia, pero luego de conocer que fue expulsada desde el CEN, por haber conseguido que su hijo Carlos Peña Ortiz fuera postulado por MORENA a presidente municipal). 

El discurso de Maki versa sobre la necesidad de que el poder estatal recaiga en una mujer (si es ella, mucho mejor), según esto, porque ya están preparadas y listas para asumir el cargo. 

Los observadores han revisado de arriba abajo la gestión de cinco años de la respetable doctora al frente de la comuna fronteriza, y todavía no han encontrado una obra, una gestión, una huella suya que justifique su paso por la nómina edilicia. 

“No es que sea una mala servidora pública, es que no ha tenido un buen jefe de prensa”, dicen sus simpatizantes, como justificación. 

Y algo deben de tener de razón, en cuanto a sus capacidades, pues anda doña Maki en gira proselitista pero mantiene el gobierno de Reynosa a control remoto, auxiliándose de los colaboradores que su hijo obedeció confirmar en sus cargos municipales. 

En otro tema ríspido, las dos diputadas que las redes sociales califican de maiceadas o chapulinas, están en el riesgo de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Tamaulipas les ordene regresar a MORENA, su partido de origen. 

Ciudadanos particulares y representantes del mismo partido guinda, promueven por separado que las diputadas se reintegren a la bancada de MORENA en acatamiento al mandato de las urnas. 

Sus detractores insinúan que ambas damas no tendrían ningún problema para volver a su antiguo grupo, pero el gran inconveniente es que no tienen ni por asomo, la intención de practicar el vómito negro. El lector entiende. 

En temas serios, los amigos de César Verástegui Ostos anuncian un gran acto de masas para el sábado 16 en el Polyforum Victoria, al filo del mediodía, donde se hará el anuncio de la confirmación del proyecto del Truco de ser candidato a Gobernador. 

Se supone que para entonces habrá entregado el cargo de secretario general de gobierno, para emprender sin contratiempos ni impedimentos la carrera en pos de la nominación panista. 

En MORENA siguen encabezando las preferencias el senador Américo Villarreal Anaya y José Ramón Gómez Leal, aunque el primero sólo por el legado de su padre, aunque todavía tiene tres años para demostrar que tiene capacidad de gestión. 

En Nuevo Laredo, la presidenta municipal Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal entregó un paquete de nombramientos donde se combinan en los nuevos colaboradores, experiencia y trayectoria, para que le ayuden a cumplir su meta de rescatar a la ciudad del olvido. 

Juan Angel Martínez Salazar es el nuevo Secretario del Ayuntamiento, reforzado por el abogado Roberto Maldonado Siller, en la dirección jurídica. 

El encargado de comercio, alcoholes y espectáculos públicos es Christopher Mariano Almanza Moreno, en tanto que Marco Antonio Martínez García es el responsable de comunicación social e imagen institucional. 

Luis Alfredo Buerón Guerrero es el titular de transparencia y acceso a la información, en tanto que Mario Edmundo Guerra Macías manejará la dirección de nómina. 

Carlos Germán de Anda Hernández es el Secretario de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente. Sergio Liñán es director de obras públicas. 

Cumplen años Noelia Cantú de Millán, en Río Bravo; Nora Domínguez, Jaime Torres Castillo. 

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com 

 

Deja un Comentario


  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube