En el Día de Acción, los dirigentes mundiales piden la eliminación del cáncer del cuello uterino


  • La precalificación de una nueva vacuna contra el papiloma humano pretende corregir las grandes desigualdades en el acceso a las herramientas vitales
  • Nuevas recomendaciones de I+D para tecnologías de cribado basadas en la inteligencia artificial
  • Nuevas inversiones y compromisos del servicio L’Initiative del gobierno francés, FIND, la Universidad de Miami y la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se une hoy a defensores de la causa de todo el mundo en la celebración de un Día de Acción para la Eliminación del Cáncer del Cuello Uterino y para dar la bienvenida a nuevas e innovadoras iniciativas destinadas a acabar con esta devastadora enfermedad, que se cobra la vida de más de 300 000 mujeres cada año.

Al igual que sucede con la COVID-19, el acceso a las herramientas esenciales es limitado, y las mujeres y las adolescentes de los países más pobres se ven privadas de los servicios de cribado clínico, las vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) y los tratamientos que son comunes en los lugares más ricos.

La disparidad entre las muertes por cáncer del cuello uterino en los países de ingresos altos en comparación con los de ingresos bajos es muy marcada, similar a la que hemos visto durante la pandemia, ya que 9 de cada 10 muertes por cáncer del cuello uterino se producen en países de ingresos bajos y medianos.

En la última década, los fabricantes han inclinado la oferta hacia los lugares más ricos. En 2020, solo el 13% de las niñas de entre 9 y 14 años a escala mundial estaban vacunadas contra el papilomavirus humano, el virus que causa casi todos los casos de cáncer del cuello uterino. Hay aún unos 80 países —que aglutinan casi dos tercios de la carga mundial del cáncer del cuello uterino— que no cuentan con esa vacuna vital.

Durante esta jornada especial, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, junto con personalidades, Primeras Damas, mujeres que han sobrevivido al cáncer y organizaciones sanitarias y comunitarias, ayudará a sensibilizar y fomentar la aplicación de medidas, un año después de que la OMS lanzara su histórica iniciativa mundial para la eliminación del cáncer del cuello uterino.

La OMS también destaca nuevos e importantes avances para prevenir y tratar la enfermedad, como la precalificación de una cuarta vacuna (Cecolin, producida por un tercer fabricante, Innovax) contra el VPH, que se espera que aumente y diversifique el suministro de vacunas vitales.

«El cáncer del cuello uterino causa un inmenso sufrimiento, pero es casi completamente prevenible y, si se diagnostica a tiempo, es uno de los cánceres que se puede tratar con mejores resultados —afirmó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS—. Tenemos las herramientas necesarias para que este tipo de cáncer pase a la historia, pero eso solo será posible si ponemos esas herramientas a disposición de todos los que las necesitan. Junto con nuestros asociados en la iniciativa de la OMS para la eliminación del cáncer del cuello uterino, eso es lo que pretendemos hacer.»

El riesgo de cáncer del cuello uterino se multiplica por seis en las mujeres con VIH, pero muchas no tienen acceso a la vacunación ni a las pruebas de cribado.

Abordar el cáncer del cuello uterino durante la pandemia de COVID-19

El Dr. Tedros aplaudió a los países que han adoptado métodos innovadores para facilitar el acceso a las tecnologías y servicios que pueden detener el cáncer del cuello uterino durante la pandemia de COVID-19.

El año pasado, la vacuna contra el VPH se introdujo en siete países —Camerún, Cabo Verde, El Salvador, Mauritania, Qatar, Santo Tomé y Príncipe y Tuvalu—, elevando a 115 el número de países que disponen de esa vacuna. Algunos países han formado al personal sanitario para la utilización de dispositivos portátiles más modernos para la ablación térmica de las lesiones precancerosas. Otros han ampliado el uso de la obtención de muestras por las propias mujeres para detectar anomalías cervicales —un método aprobado en las directrices de la OMS recientemente publicadas— para que las mujeres puedan recoger su propio frotis cervical. Esta opción reduce la estigmatización de las mujeres, facilita el acceso a quienes viven lejos de los centros de salud y ayuda a los centros sanitarios sobrecargados a mantener servicios seguros respetando las medidas de seguridad en relación con la COVID-19. Las muestras recogidas por las propias pacientes pueden ser analizadas en las mismas plataformas de laboratorio en las que los países han invertido para las pruebas PCR para la COVID-19.

Sin embargo, también se han producido retrocesos. Para muchas mujeres, el acceso a los servicios de cribado ha disminuido y, según arrojó una encuesta reciente, en el 43% de los países se han producido interrupciones en el tratamiento del cáncer. Mientras tanto, las tasas de vacunación contra el VPH a nivel mundial cayeron del 15% en 2019 al 13% en 2020, debido a los efectos de las perturbaciones que han afectado a los servicios de salud y el cierre de escuelas.

«Ha habido importantes avances hacia la eliminación del cáncer de cuello uterino, incluso en este año sin precedentes —dijo la Dra. Princesa Nono Simelela, asesora especial del Director General sobre Prioridades Estratégicas, incluida la eliminación del cáncer de cuello uterino—. Aunque hemos asistido a importantes avances en las nuevas tecnologías y la investigación, el siguiente paso fundamental es garantizar que tales avances se diseñen y sean accesibles en los países de ingresos bajos y medianos, y que la salud y los derechos de las mujeres y las niñas de todo el mundo sean prioritarios en la recuperación del COVID-19.»

Nuevas tecnologías, inversiones e investigación para ayudar en la lucha contra el cáncer del cuello uterino

Sumándose a los importantes hitos alcanzados durante el último año, la OMS publica hoy nuevas recomendaciones para orientar la investigación sobre tecnologías de cribado basadas en la inteligencia artificial. Estas orientaciones inéditas ayudan a los desarrolladores a hacer avanzar el cribado del cáncer de cuello uterino y hacer que las lesiones precancerosas sean detectadas lo antes posible.

Por otro lado, se anunció la inauguración en la Universidad de Miami del primer «Centro Colaborador de la OMS para la Eliminación del Cáncer de Cuello Uterino », que será un importante centro de investigación y asistencia técnica para ayudar a los países a alcanzar los objetivos de prevención y control del cáncer del cuello uterino.

El Día de Acción comprenderá un gran evento mundial y un encuentro con la prensa, organizado desde la sede de la OMS en Ginebra. Habrá actuaciones y discursos de personas que han sobrevivido al cáncer y de artistas de renombre como Angelique Kidjo, así como actividades comunitarias para promover la vacunación y las pruebas de cribado. Para conmemorar este día, cien monumentos de todo el mundo se iluminarán de color verde azulado —el color que representa la eliminación del cáncer del cuello uterino—, desde el Templo del Cielo de Beijing hasta rascacielos de ciudades australianas y las cataratas del Niágara en el Canadá.

«Tenemos las herramientas y los conocimientos necesarios para eliminar el cáncer del cuello uterino. Lo que hagamos con eso depende de nosotros —declaró S.E. Neo Jane Masisi, Primera Dama de la República de Botswana, que participa en los actos de la jornada—. Podemos tomar decisiones que condenen a las mujeres a una muerte dolorosa y evitable. O bien podemos dar prioridad a su salud, para que una futura generación de mujeres y sus familias miren atrás con orgullo por las decisiones que hemos tomado hoy.»

Además, varios asociados han anunciado notables compromisos e inversiones a nivel mundial durante los actos de este día:

  • La Fundación para la Obtención de Medios de Diagnóstico Innovadores (FIND) ha anunciado la puesta en marcha de una nueva iniciativa para mejorar las pruebas y el cribado del cáncer de cuello uterino mediante el uso de tecnologías innovadoras en los países de ingresos bajos y medianos;
  • Unitaid ha reafirmado su compromiso de sentar las bases para la adopción a gran escala de herramientas innovadoras de cribado y tratamiento del cáncer de cuello uterino, y se encamina a llegar a un millón de mujeres para 2022, a pesar de la COVID-19;
  • L’Initiative, un mecanismo creado por el gobierno francés y ejecutado por Expertise France, anunciará un aumento de la ayuda, también en materia de investigación operacional, a los países con tasas elevadas de comorbilidad y coinfección por el VIH y los cánceres asociados al VPH.

Deja un Comentario


  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • YouTube